lunes, 13 de febrero de 2017

Ballenas a punto de explosionar


Las autoridades neozelandesas expresaron hoy su temor de que los cadáveres de unas 300 ballenas piloto que quedaron varadas en la Isla Sur del país exploten debido a los gases que tienen los cetáceos en su interior.

Un grupo de personas trabajan en la bahía Golden, donde llegaron el pasado jueves parte de los animales, haciendo agujeros en los restos sin vida de los mamíferos marinos para que sirvan como válvula de escape y evite la explosión de las vísceras, señaló el portavoz del Ministerio de Conservación de Nueva Zelanda, Andrew Lamason

Los cadáveres "se hinchan, hay un montón de bacterias en sus estómagos, y el intestino realmente sale disparado desde el animal", comentó Lamason en declaraciones a Radio New Zealand.

Hasta cerca de 700 ballenas piloto, que pueden medir hasta 6 metros de longitud y pesar más de tres toneladas, han quedado varadas en la región, la mayor concentración registrada en Nueva Zelanda, de las que cerca de 400 han sido devueltas al mar y unos tres centenares han muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada